"¿Conoces tú la montaña y su sendero ceñido de nubes? El corcel se abre camino entre la niebla; la vieja estirpe del dragón mora en las grutas; las rocas caen en picado y sobre ellas los torrentes. ¿La conoces? Allí, allí está nuestro camino. ¡Oh, padre, déjanos ir!".

Goethe, Wilhelm Meister.