24. El nombre de la rosa

(Umberto Eco)

"El juego de las muñecas rusas o la importancia de saber"

Al igual que ocurre en el juego de las muñecas rusas (en las que parece haber una, pero ésta esconde otra en su interior, y otra, y otra más), El nombre de la rosa es un libro que se puede leer de muchas maneras y a muchos niveles. Es la narración de una investigación detectivesca, pero también un libro de filosofía, de teología, una novela histórica y hasta un enigma escrito “en clave” repleto de referencias más o menos “elevadas” y cultas.

La acción comienza con la llegada de dos frailes a una abadía benedictina en el siglo XIV. Se trata del franciscano Guillermo de Baskerville y de su discípulo, el benedictino Adso de Melk, narrador en su vejez de la historia. Su objetivo es participar en una discusión sobre la pobreza de la Iglesia. Pero enseguida tienen conocimiento de que en la abadía se están cometiendo una serie de crímenes, cuya investigación emprenderán. Y la acción les llevará a la biblioteca y a los libros prohibidos: en ellos encontrarán la clave.